En el mundo de la terapia psicológica existen distintas perspectivas teóricas y prácticas que tratan los problemas de manera diferente. Acudir a terapia psicológica ayuda a ser una persona más fuerte emocionalmente y aporta herramientas para una mejor adaptación a las situaciones complicadas que pueden aparecer en el día a día.


Cada modelo de psicoterapia utiliza técnicas distintivas que se ajustan mejor a unas personas que a otras, además de ofrecer un enfoque para objetivos determinados que otras no suelen trabajar. Sin embargo, es importante tener siempre presente cuál es el propósito general en el que coinciden todas las terapias psicológicas, que es facilitar estrategias y herramientas para que las personas puedan por sí mismas alcanzar el equilibrio y el bienestar mediante un cambio determinado.


A continuación, presentamos algunas de las terapias psicológicas más conocidas y eficaces:


TERAPIAS COGNITIVO-CONDUCTUALES

Se basan en comprender la forma en que las personas pensamos (enfoque cognitivo) y el modo en que nos comportamos (enfoque conductual).

Resultan muy eficaces en el tratamiento de depresiones, fobias, trastornos de ansiedad, procesos traumáticos.


TERAPIAS PSICOANALÍTICAS Y PSICODINÁMICAS

Se enfocan en patrones o eventos significativos que pueden desempeñar un papel clave en las dificultades actuales del paciente, principalmente eventos de la niñez y los sentimientos, pensamientos y motivaciones inconscientes que pueden jugar un papel relevante en las enfermedades mentales y las conductas desadaptativas.

Este modelo de psicoterapia también se centra en los mecanismos de defensa, que son maneras incorrectas de resolver el conflicto psicológico y pueden dar lugar a trastornos en la mente y la conducta.


TERAPIAS HUMANISTAS

Está fuertemente influenciada por la fenomenología y el existencialismo:

La fenomenología remarca el hecho de que nunca somos capaces de experimentar "la realidad en sí" de manera directa, mientras que ocurre lo contrario con aquellos aspectos subjetivos de los que somos conscientes. Las fuentes legítimas de conocimiento son la experiencia intelectual y emocional.

EL existencialismo ofrece la reflexión sobre la propia existencia humana.

La terapia humanista han logrado una rápida aceptación entre los profesionales y personas en general por la gran amplitud de técnicas que utiliza y las estrategias terapéuticas en las que se basa.


TERAPIA MINDFULNESS

Recoge conceptos de la filosofía budista y de la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y se ubica dentro de lo que se conoce como la tercera generación o la tercera ola de terapias psicológicas.

El objetivo del mindfulness es que los participantes adquieran un estado de consciencia y calma que les ayude a autorregular su comportamiento y a conocerse mejor. Además de aceptarse uno mismo como es y estar en el presente. Pero más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se trata de un estilo de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales.


Si bien existen muchas terapias y técnicas aplicables a cada una de las situaciones y problemáticas de las personas, la relevancia de las terapias psicológicas es que nos facilitan el cambio hacia el bienestar para sentirnos mejor y crecer como personas.


Fuentes:

lamenteesmaravillosa.com

psicologiaymente.com